29 de agosto de 2016

GARBANZOS CON ARROZ Y ATÚN



     Esta receta es de la hermana de mi madre.
     Un día de verano, de los que disfrutábamos la família al completo en el campo (todos juntos, mis padres y hermanos, tíos y primos de las dos partes de la familia, saliendo en procesión con los coches), apareció mi tía con este potaje en mitad del prado.
     Al principio pensé: "Esta tía está loca, un potaje para el pic-nic!" Pero tuve que rectificar y decirle que estaba riquísimo. No sé exactamente si fue por el lugar (el mar y el campo siempre dan hambre) o porque realmente estaba delicioso.
     Desde entonces no paro de hacerlo varias veces al año, ya sea verano o invierno y siempre pienso en lo que se disfruta de la familia en esos días de excursión.





INGREDIENTES



  • 500 gr. garbanzos
  • Arroz
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento
  • 3 tomates
  • 1 lata de atún
  • Salsa de tomate
  • Sal gorda
  • Aceite de oliva
  •  



ELABORACIÓN



     Los garbanzos los pusimos la noche anterior a mojo en agua caliente y un puñado de sal gorda.
     Tras escurrir los garbanzos, los ponemos en la olla express cubiertos de agua, con sal gorda, un chorro de aceite y si tenemos, una hoja de laurel. Se dejará cocer durante 30 o 45 minutos.
     Mientras se hacen los garbanzos, ponemos una sartén con un buen chorro de aceite, donde pocharemos la cebolla y el pimiento muy picadines. Añadiremos los tomates pelados y picados y dejamos hacer un poco. Sazonamos al gusto.
     Escurrimos el atún y lo añadimos a la fritada, con un poco de salsa de tomate.
     Cuando haya enfriado la olla, la abrimos y echamos dos puñados de arroz. Lo dejamos cocer, sin poner la tapa,  hasta que se vea el arroz cocido. Quizás tengamos que añadir agua, ya que el arroz lo chupará.
     Por último echamos en los garbanzos la fritada de atún y le damos un hervor de 5 minutos.


CONSEJOS ÚTILES



     La salsa de tomate es opcional, para darle algo más de sabor y de color al guiso.
     Hay que tener cuidado con la cantidad de arroz (con dos puñados para 500 gr. de garbanzos es suficiente), porque aunque parezca poco para tanto potaje, luego crece y tapa el sabor del garbanzo, que debe ser el protagonista del plato.
     Si se te olvida poner los garbanzos a mojo, puedes usar los botes que ya vienen cocidos. Sólo tendrás que darles un hervor de 10 minutos y seguir la receta tranquilamente. 
     Los tomates se pueden sustituir por una lata pequeña de tomate troceado, también le dará otro color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario