1 de julio de 2016

ENSALADILLA RUSA



     Llega el verano, el calor... hay que empezar a hacer comidas refrescantes. Y ya tengo a mi hijo mayor pegado a la oreja diciendo:Cuando haces ensaladilla? Cuando haces ensaladilla?
     Pues al final no me quedó más remedio que hacerla. 
     Esta es la receta de mi madre, muy sencilla, simple, sin ninguna floritura, pero muy rica.
     Tan rica que mi hermano mayor, no comía otra ensaladilla que no fuera la de ella. Su mujer intento hacerla durante años y al final no le quedaba más remedio que venir a casa y pedirle a mi madre que le preparara un tupper para llevársela a casa.




INGREDIENTES


  • 6 patatas medianas
  • 2 latas pequeñas pimiento rojo
  • 200 gr. guisantes congelados
  • 1 lata atún
  • Mayonesa
  • San gorda y fina
  • Aceite de oliva
  • Vinagre


ELABORACIÓN



     Lavamos las patatas y las ponemos a cocer en la olla express con sal gorda y un chorro de vinagre durante 10 minutos.
     Por otro lado, ponemos los guisantes a cocer con agua y una pizca de sal gorda., durante el mismo tiempo que las patatas.
     Cuando ya estén frías las patatas ( se pueden poner bajo el agua fría para hacerlo más rápido), las pelamos. También colamos los guisantes.
     En un bol grande picamos las patatas, muy finas y después las aplastamos con las manos, pero cuidado que no nos queden como el puré. Después picamos los pimientos en trocines muy pequeños. Y empezamos a juntar todo con las patatas: los pimientos, los guisantes y el atún escurrido. Sazonamos al gusto con sal fina y añadimos un chorro de aceite (puede ser el aceite de la lata de atún) y vinagre. Revolvemos. Agregamos la mayonesa y mezclamos muy bien. Para presentar, la ponemos en una fuente, la cubrimos con mayonesa y decoramos con aceitunas sin hueso.




CONSEJOS ÚTILES



     Es importante añadirles el aceite y el vinagre, es lo que le da esa suavidad a la patata. 
     Las patatas deben ser aproximadamente del mismo tamaño, para que se cuezan a la vez.
     Si tienes bonito en escabeche mejor, le dará un sabor aún más rico.
     Si lo guardamos en un tupper, nos puede aguantar en el frigorífico 5 o 6 días y como acompañamiento en la cena es estupendo, para sustituir las típicas patatas fritas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario